Baja Autoestima y Trastornos Depresivos

El 40 por ciento de los españoles sufre baja autoestima y casi un 10 por ciento padece trastornos depresivos.

Hands On Learning acogió el sábado 27 de octubre el Seminario para adultos Ansiedad, Autoestima e Inteligencia Emocional, con objeto de ofrecer claves para combatir estos efectos a través de la Inteligencia Emocional.

Marbella, octubre de 2012.- Según los últimos estudios, en España cerca de un 40 por ciento de la población adulta sufre baja autoestima, alrededor de un 10 por ciento padece algún tipo de depresión y casi un 30 por ciento ha sufrido o sufrirá trastornos ansiosos (ansiedad generalizada, ataques de pánico etc…).

En opinión de Ildefonso Muñoz, psicólogo y Director de Hands On Learning, el origen de estos trastornos se encuentran en problemas familiares, laborales, de pareja, estilos y ritmos de vida inadecuados así como en las presiones sociales.

“En épocas como la que estamos viviendo actualmente, dónde la competencia profesional es cada vez mayor, el pesimismo tiende a imponerse y las necesidades económicas hacen que se altere la armonía familiar habitual, este tipo de trastornos son mucho más frecuentes y acusados puesto que la falta de manejo ante estas situaciones nuevas eleva nuestros niveles de ansiedad y de bajo estado de ánimo”, explica Ildefonso Muñoz, Director de Hands On Learning, primer centro bilingüe en España, ubicado en Marbella, especializado en Psicología Infantil y Logopedia que aplica el reconocido programa Social and Emotional Learning, desarrollado por la Universidad de Illinios, en EE.UU., y avalado por la Unesco.

Con objeto de combatir esto efectos, reducir la ansiedad y potenciar la autoestima, Hands On Learning acogió el pasado sábado 27 de octubre un Seminario y Taller de Trabajo para adultos bajo el título “ANSIEDAD, AUTOESTIMA E INTELIGENCIA EMOCIONAL”.

“Las consecuencias de todo lo citado anteriormente genera problemas tanto psicológicos como físicos, tales como complicaciones cardíacas, endocrinas, oncológicas, digestivas, etc. Además de los trastornos depresivos, la irritabilidad, el insomnio, la ira o la tristeza. Como ejemplo comentaré que un estudio reciente del Hospital Clínico San Carlos asegura que una persona que padece estrés, tiene cuatro veces más probabilidades de padecer un accidente cardiovascular que una persona que no lo padece. Podemos decir, pues, que el estrés funciona como un predictor de enfermedades cardiovasculares más fiable que el consumo de cigarrillos”, apunta Ildefonso Muñoz.

Gracias a la Inteligencia Emocional, las personas logran identificar, expresar y controlar las emociones, a la vez que se convierten en personas más optimistas, constantes y reflexivas.

Los expertos sostienen que los beneficios de la Inteligencia Emocional, tanto a corto como a medio plazo, son tremendamente positivos y podrían resumirse en los siguientes:

- Aumenta el autocontrol sobre nosotros mismos.

- Favorece el equilibrio emocional.

- Potencia el rendimiento laboral y/o académico.

- Aumenta la motivación y el entusiasmo.

- Mejora la empatía y las habilidades sociales.

- Favorece nuestra buena salud y autoestima.

- Nos enseñas reacciones positivas ante la tensión y estrés.

“No es necesario encontrarse mal para poder empezar a entrenarse en Inteligencia Emocional, como por ejemplo no es necesario encontrarnos con muchos kilos de más para empezar a cuidarnos con una dieta equilibrada y sentirnos mejor. Tenemos el erróneo concepto de que al psicólogo se debe ir cuando nos encontramos mal, y no somos conscientes de que simplemente nos puede ayudar a sentirnos mejor, aunque no nos encontremos bajo un trastorno de tipo ansioso-depresivo”, concluye Ildefonso Muñoz. 

Fuente: noticiasmedicas.es

About Centro Parro De La Fuente

Centro Parro De La Fuente. Consultores en Psicología y Pedagogía. CENTRO PARRO DE LA FUENTE nace en el año 2009 como un proyecto ante el vacío existente en el ámbito privado sobre evaluación y tratamiento de patologías del aprendizaje relacionadas con el fracaso escolar y social de niños que presentan dificultades específicas como: Dislexia, retrasos del lenguaje, hiperactividad, disfasias, dificultades sociales, etc.
This entry was posted in Centro de Psicopedagogía Parro De La Fuente and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario