FAMILIAS

Cuando como padres os dais cuenta que vuestros hijos o vosotros tenéis o podéis tener dificultades es el momento de pedir asesoramiento a un profesional para evaluar el estado de la situación.  Una detección precoz del problema puede detener una situación de inadaptación o desajuste en la familia.

Problemas de conducta, escasa comunicación entre padres e hijos, agresividad, discrepancia en los estilos educativos de los progenitores, falta de límites, conflictos con los/las adolescentes, y dificultades para establecer pautas educativas. Estos son los casos que más se demandan en nuestra consulta.

Orientamos y asesoramos a las familias ante dificultades que se presenten. Les enseñamos habilidades de comunicación y asertividad, con el objetivo de que ellos aprendan a ser los guías de sus hijos y proporcionarles una educación saludable y de calidad que promueva el desarrollo emocional, social y de aprendizaje más adecuado para su hijo/a.